La importancia de dar seguimiento a una causa social: Fundaju

Actualizado: sep 24



La clave principal para lograr una causa social exitosa es el seguimiento. ¡Conoce este ejemplo!

Es fácil reconocer las causas sociales de una empresa u organización. Estas suelen ser acciones que se realizan para combatir un problema social o ambiental y obtener un beneficio mutuo para las partes interesadas.

Las causas sociales dentro de una compañía marcan la diferencia entre sus competidores y generan múltiples beneficios, entre ellos se encuentran:

· Clientes satisfechos por comprar o adquirir productos y servicios de una empresa que cuenta con prácticas que apoyen a una buena causa.

· Atraer la atención de más consumidores.

· La satisfacción de los colaboradores por pertenecer a una organización que apoya este tipo de causas.

Los puntos principales a considerar para realizar una causa social exitosa son:

1. Identificar el tema que deseas apoyar y asegurar su impacto positivo en las comunidades donde opera tu organización o empresa.

2. Realizar alianzas estratégicas para solucionar la causa elegida.

3. Establecer objetivos para la implementación del proyecto y definir el período de tiempo a trabajar.

4. Desarrollar un plan de trabajo con tu equipo y las comunidades.

5. Comunicar y dar seguimiento.



Las causas sociales involucran la dedicación y el esfuerzo de todas las partes interesadas, y esto ha caracterizado a Corporativo Linces. A continuación, te presentamos su exitosa causa social y el seguimiento realizado.

Un ejemplo de una causa social exitosa

Corporativo Linces, por medio de su Fundación Amigos de la Juventud, A.C. (FUNDAJU) con el apoyo del club UNESCO PRESERVAMB Y CONAFOR (Comisión Nacional Forestal), llevó a cabo su primera reforestación en el poblado de San Simón, Texcoco, Estado de México en 2019.




Su objetivo fue mitigar los daños a nuestro ecosistema y fomentar respeto por el medio ambiente.

La reforestación se realizó en una de las canchas rehabilitadas anteriormente por Fundaju a través de su programa: Jugando Juntos —iniciativa que se encarga de integrar a las familias mexicanas de escasos recursos a través del deporte —, por lo que ya se había tenido un primer acercamiento con las personas de esa localidad.

Para llevar a cabo esta primera reforestación, se dieron cita beneficiarios del programa Jugando Juntos, colaboradores voluntarios acompañados por sus familias, habitantes de Texcoco, educadores ambientales y directivos de la fundación.




Tras el arduo trabajo de todos, se lograron sembrar 270 árboles trueno en manos de 175 voluntarios, y otros 30 árboles más que adoptaron e instalaron en los hogares de quienes decidieron adquirir esta responsabilidad.

No obstante, tras este esfuerzo, muchos se preguntaron: ¿Qué pasará posteriormente? ¿Quién cuidaría de ellos? ¿Cómo nos aseguraremos de haber logrado el objetivo de la reforestación? El seguimiento es la respuesta.



Seguimiento a la reforestación Fundaju

Han pasado 10 meses desde que se llevó a cabo dicha reforestación, y a pesar de la crisis sanitaria que estamos viviendo, nada ha detenido a los directivos de Fundaju y miembros de la comunidad de Texcoco.

Gracias a su trabajo en conjunto, se ha dado un adecuado seguimiento a la causa social por medio de visitas constantes. Recientemente, 15 habitantes de la localidad colocaron hidrogel a los árboles para ayudar a que absorban y retengan grandes cantidades de agua y nutrientes, de esta forma continuarán creciendo y aportando oxígeno durante muchos años.





Para hacerlo, los voluntarios tomaron las medidas sanitarias recomendadas: uso de cubrebocas y sana distancia para posteriormente remover la tierra y colocar el polímero.

Durante la actividad encontraron que los árboles han crecido de forma satisfactoria. Su tamaño era de 20 a 30cm al momento de plantarlos… ¡y actualmente miden entre 50 y 60cm!





Esto se ha logrado gracias al compromiso de todos los miembros de la comunidad, quienes semanalmente acuden al predio y desyerban, mueven tierra y riegan los árboles.

Al día de hoy han perdurado 140 árboles de los 270 sembrados. Los expertos comentan que esto es común, ya que la vida de los árboles depende de múltiples circunstancias como la que se presentó el mes de marzo y abril: una sequía arrasó en la zona y hubo escasez de agua. Para mitigar el daño se obtuvieron pipas de agua, pero estas no fueron suficientes y algunos árboles sufrieron las consecuencias.




El cuidado del medio ambiente es clave para Fundaju


Esta causa social por parte de Fundaju fue un éxito: logró que más personas se sensibilicen a favor de la naturaleza y cientos de niños y adolescentes puedan realizar actividad física rodeados de árboles.

Para continuar con este tipo de iniciativas, Fundaju tenía programada una segunda reforestación este año, pero debido a la pandemia por COVID-19 la actividad será programada para 2021. Corporativo Linces y Fundaju están demostrando no solo la importancia del cuidado del medio ambiente y de su preservación, también lo prioritario que es realizar este tipo de causas sociales y no descuidarlas para que los resultados sean los esperados.


#Corporativo Linces #Fundaju #Jugando Juntos #Reforestación

Autor

Marisol López

34 vistas

​MÁS INFORMACIÓN

DÉJANOS UN MENSAJE

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Youtube